Mark and Spencer cerrará 30 tiendas en Reino Unido como parte de una importante reforma que reducirá la cantidad de espacio de venta dedicado a la ropa. El nuevo jefe de la compañía, Steve Rowe, dijo que más de 100 tiendas de Reino Unido, una cuarta parte de las que tiene en el país, se verán afectadas por el cierre de los departamentos de ropa, que se eliminarán por completo de 60 tiendas.

Otras 45 tiendas se reconvertirán a la rama más exitosa de la compañía: Simply Food. El plan de tres años, se espera que cueste £150 millones y está orientado a aumentar las ventas y a adaptarse a la tendencia de la compra de ropa por Internet.

“Ahora hemos completado una revisión de nuestra propiedad tanto en el Reino Unido como en nuestros mercados internacionales”, dijo Rowe. “En los próximos cinco años vamos a transformar nuestro negocio del Reino Unido con alrededor de 60 tiendas menos de ropa, mientras continúa aumentando el número de nuestras tiendas Simply Food”.

Rowe, el veterano de M & S que sucedió a Marc Bolland en abril, ha prometido detener la putrefacción en su negocio de prendas de vestir que ha entrado en un quinto año de caída de ventas. Ya ha prometido bajar sus precios de ropa y prestar más atención a su grupo más leal de compradores, apodado “Mrs M & S”.

Rowe no pondría una cifra sobre cuántos empleos en el Reino Unido se verían afectados por los cambios en las tiendas, pero lo más probable es que el personal se transferiría a su cadena de Simply Food, de rápido crecimiento, donde se planean otras 200 tiendas.