Una médico que trató a las víctimas de los atentados del 7 de julio en 2007 ha muerto después de un incendio en su apartamento en el norte de Londres.
Claire Sheppey fue rescatada por los bomberos cuando se quemó su residencia en el segundo piso de la casa donde vivía, en Islington, a primera hora del miércoles, pero murió después en el hospital.
Sheppey era una anestesióloga pediátrica consultora en el Royal London Hospital de Whitechapel.
La Dr. Sheppey fue parte del equipo de respuesta del Royal Hospital de Londres tras los ataques terroristas de 2007.
Seis camiones de bomberos y 35 bomberos de Islington y las estaciones cercanas, abordaron el incendio en la casa convertida de Islington, pero no pudieron hacer más por la victima.