A pesar de que no era demasiado conocido a nivel internacional, fue uno de los miembros fundadores del Partido Comunista de Cuba, fue diputado de la Asamblea Nacional y según se recuerda, estuvo encarcelado en 1953 durante el régimen de Fulgencio Batista.

Ramón era un hombre de pueblo, y a pesar de que mantuvo cargos administrativos, “Mongo”, como le decían en la isla, siempre fue un agricultor.

Se lo solía ver con sombrero campesino. Y al igual que sus hermanos, se sabe poco de su vida privada.

Fue director del Plan Especial Genético de Valle de Picadura y ejerció como asesor de los ministros de la Agricultura y del Azúcar de Cuba.

Además fundó numerosas empresas estatales para el transporte de caña de azúcar y producción de naranjas.

Recibió el título de Héroe del Trabajo de la República de Cuba.