Al menos 65 combatientes del grupo yihadista ISIS, murieron en distintos enfrentamientos en las provincias de Saladino y Ramadi, al norte y al oeste de Bagdad, respectivamente.

Medios europeos reportaron que las fuerzas gubernamentales de Irak obtuvieron amplios territorios al ISIS.

Además, cortaron las carreteras que utilizan los yihadistas para el suministro entre las provincias de Saladino y Nínive.

Durante el operativo se descubrieron 30 carros bomba y se incautaron de un gran arsenal de armas y de equipamiento militar.

La ofensiva militar y empezó a principios de esta semana.