Los cuatro miembros de Viola Beach, una banda indie británica, y su manager, murieron en un accidente de tráfico en Suecia. Kris Leonard, River Reeves, Tomas Lowe y Jack Dakin, además del manager Craig Terry, fallecieron cuando su automóvil cayó más de 25 metros desde un puente a un canal.

A través de un comunicado emitido por la Oficina de Asuntos Exteriores del Reino Unido se conoció que la familia de los integrantes de la banda está “desvastada”.

“Craig era una persona cálida, amorosa que había trabajado sin descanso para lograr el éxito y seguir sus sueños dentro de la industria de la música. Será echado mucho de menos por su familia y sus colegas”, dijo uno de sus parientes.

El Ministerio de Asuntos Exteriores confirmó las muertes y dijo que estaba apoyando a los familiares de los fallecidos. Los jóvenes, que horas antes del accidente habían tocado su primer concierto fuera del Reino Unido, tenían entre 19 y 32 años.