Los laboristas han sido multados con £ 20.000 por la Comisión Electoral por no declarar la totalidad de sus gastos electorales en la campaña de Ed Miliband. La campaña había generado un gasto de £123.748, pero otros 33 recibos estaban desaparecidos y acumulaban una cantidad total de £34.392. Se trata de la multa más alta que ha impuesto la Comisión Electoral desde su creación en 2001.

La investigación por parte de la Comisión Electoral comenzó ante las preguntas de algunos periodistas que preguntaban por qué no aparecía el stone carving”. Las pesquisas se ampliaron cuando se descubrió que había dos pagos por un valor de £7.614 sin declarar.

La Comisión Electoral también realizó investigaciones sobre el transporte porque habían sido declarados erróneamente y descubrió otros 49 pagos que faltaban por declarar. Desde la Comisión Electoral comentaron que los laboristas habían colaborado totalmente con la investigación, a pesar de haber contabilizado erróneamente la información dentro de un plazo razonable.