La escritora Harper Lee, autora del clásico de la literatura estadounidense “Matar un Ruiseñor” falleció este viernes a los 89 años.

La novela que se publicó en 1960 se convirtió en una obra de referencia indispensable sobre los problemas raciales del sur de EE.UU. Además consiguió ganar el premio Pulitzer al año siguiente.

Lee vivía desde hace varios años en un asilo de ancianos muy cerca del lugar donde creció en Monroeville, Alabama.

La autora fue otro de los íconos de la literatura estadounidense, una escritora secreta y recluida que luego de escribir un libro transformado en clásico, que terminó por vender 30 millones de copias, prefirió el silencio.

A pesar de su enorme impacto, Lee no volvió a publicar otro libro hasta el año pasado cuando sorpresivamente se puso en venta su segunda novela, “Ve y pon un centinela”.

“Recordaremos a Harper Lee por su franqueza, su talento y las verdades que le dijo al mundo, quizás ante de que el mundo estuviese preparado”, señaló Spencer Madrie, propietario de una librería independiente en el pueblo de Lee.