Este lunes nació en el hospital Vall d’Hebron de Barcelona, el primer bebé con microcefalia causada por el virus del zika en España y Europa. Según informó el jefe del servicio de Neonatología, Félix Castillo: “está estable y no ha precisado reanimación”. También anunciaron que el recién nacido presenta un perímetro craneal bajo, lo que confirma que padece microcefalia.
La madre del bebé se infectó del virus del zika y del dengue en Latinoamérica. El perímetro craneal de un bebé suele estar entre los 33,5 y los 34 cm y en el caso de este bebé ha sido “más bajo”. La microcefalia se traduce en “un cerebro que no ha crecido, de modo que no funcionará bien y tendrá una vida muy dependiente de sus cuidadores”, explicó Castillo.
En sus primeras horas de vida la situación del bebé ha sido estable. El pronóstico a largo plazo, de momento, no se puede prever. El bebé será revisado y atendido por un equipo multidisciplinar de neuropediatras, oftalmólogos y pediatras, que seguirán su evolución.