Un bebé chino de cuatro meses nacido en Pingjiang County tiene 31 dedos repartidos entre las manos y los pies. El niño, cuyo nombre es Hong Kong, nació el pasado mes de enero con 15 dedos en las manos y 16 en los pies, además tiene dos palmas en cada mano.

Esta enfermedad llamada polidactilismo es una enfermedad hereditaria poco común que afecta a una de cada 1000 personas y que aparte de a los humanos puede afectar también a los perros y a los gatos.

Los padres del niño están esperando a recaudar el dinero suficiente para poder realizar la operación que extirpará los extremos adicionales que tiene Hong en sus extremidades para que éste pueda llevar una vida normal.