El líder del Partido de Independencia del Reino Unido  (Ukip), Nigel Farage, ha dimitido de su cargo, de forma inesperada, después de afirmar que su ambición política ha sido cumplida, aunque va a continuar ejerciendo presión para que Reino Unido deje lo antes posible la Unión Europea.

El sucesor o sucesora de Nigel Farage será elegido en la conferencia del partido, que tendrá lugar en octubre. “No habríamos tenido un referendo en este país, si no fuera por la labor del ejército del pueblo del Ukip”, comentó.

El líder conservador afirmó que en los próximos meses se asistirá a la ruptura y reconfiguración de los grandes partidos políticos británicos. Durante la campaña por el Brexit se mostró a favor de que se eliminara la libertad de movimientos, aunque luego lo matizó, comentando que los inmigrantes europeos que permanecían en el Reino Unido legalmente se podrían quedar.

Farage ha encabezado el Ukip desde 2006, y ha dimitido en dos ocasiones, en 2009 y 2015, para luego acabar volviendo a dirigir el partido.