En Noruega, la policía ha recuperado una valiosa litografía del artista Edvard Munch que fue robada en 2009.

La obra, llamada Historien, muestra a un hombre con barba hablando con un muchacho joven, y fue recuperada en buen estado.

La pintura había sido valorada en el momento de su robo en más de 200 mil libras.

Dos hombres han sido detenidos bajo sospecha de posesión de bienes robados, pero no por el robo en sí.

Las obras de Munch durante mucho tiempo han sido blanco de los ladrones. En 2004, dos de sus pinturas – El grito y Madonna, que tienen un valor combinado de casi 100 millones de libras- fueron robadas en un ataque en el museo Munch de Oslo.  Diez años antes, otra versión de El grito fue robada de la galería de arte nacional en la ciudad. Todas las obras se recuperaron más tarde.