La tercera pista del aeropuerto de Heathrow podría suponer que varios aviones despegaran desde una rampa en la autopista M25. El secretario de Transporte, Chris Grayling, dijo que “sería más rápida y más barata” esta alternativa, que la construcción de un túnel en la M25, como consecuencia de la nueva pista y causaría menos molestias a los conductores. Grayling afirmó que muchos aeropuertos de todo el mundo se habían construido sobre pistas de autopistas.

Mientras tanto, la decisión de la construcción de la tercera pista en Heathrow ha sido criticada por los ministros Boris Johnson y Justine Greening, además de provocar la dimisión del diputado conservador Zac Goldsmith. La pareja conservadora afirmó que Heathrow “revienta los límites legales de calidad del aire” y fue responsable del “40% de toda la contaminación acústica en Europa asociado con los aeropuertos”.

Desde el Ministerio de Transporte comunicaron que la pista traerá beneficios económicos para los pasajeros y la economía en general por un valor de 61 billones de libras. Asimismo estiman que con esta nueva pista se creen 77.000 nuevos puestos de trabajo en los próximos 14 años.