Una adolescente fue trasladada al hospital tras sufrir un colapso por una sobredosis de drogas en una rave ilegal en el este de Londres que acabó en una batalla campal.

Nueve policías resultaron heridos cuando trataban de concluir la fiesta a la que asistieron miles de personas en un polígono industrial en Barking durante la noche del sábado.

Los jóvenes respondieron lanzando ladrillos a la policía antidisturbios en un enfrentamiento que se prolongó durante cinco horas.

Nueve personas fueron detenidas y 1.000 personas fueron desalojadas del edificio, mientras que otros 1.000 se dispersaron por los alrededores. El lugar fue finalmente vaciado a las 2am  de la madrugada del domingo con varias calles cerradas y oficiales de policía patrullando por el área.

Cuatro agentes fueron trasladados al hospital por sus lesiones pero ya han sido dados de alta.

Sean Wilson, comandante del distrito de Barking y Dagenham, dijo: “Un número de agentes resultaron heridos mientras cumplían con su trabajo y esto no será tolerado. Una investigación completa se ha puesto en marcha y los responsables responderán ante la justicia.