Mes y medio después del tiroteo en Pulse, una discoteca gay en Florida que acabó con la vida de 49 personas, se ha vuelto a desatar el pánico en este estado tras un nuevo tiroteo en una discoteca.

Al menos dos personas han muerto y más de una decena de personas han resultado heridas en un tiroteo en  el Club Blu, en el sur de Florida según ha confirmado la policía. La cadena de televisión CBS señala que el local acogía en ese momento una fiesta para jóvenes. El ataque se ha producido en el aparcamiento de la discoteca sobre las doce y media de la madrugada, han remarcado los agentes que están llevando a cabo la investigación.

Los heridos, de entre 12 y 27 años, fueron trasladados hasta el hospital Lee Memorial, donde falleció uno de ellos. Las fuerzas de seguridad locales han detenido a tres personas por su supuesta relación con estos hechos, aunque buscan a otro sospechoso.