El presidente de EE.UU, Barack Obama, ha dicho que el voto del Reino Unido para salir de la Unión Europea plantea “preocupaciones a largo plazo sobre el crecimiento global”. El mandatario ha expresado que el Brexit “congelaría las posibilidades de inversión en Gran Bretaña o en Europa en su conjunto”.

Obama hizo un llamamiento al primer ministro del Reino Unido y otros líderes de la Unión Europe para garantizar un proceso ordenado para la salida británica.

Los líderes del bloque advirtieron que el Reino Unido debe respetar el principio de libre circulación de personas si se quiere conservar el acceso al mercado único.

Los líderes de los otros 27 países de la UE se reunieron esta semana en Bruselas sin el Reino Unido por primera vez en más de 40 años.

Obama hizo estas declaraciones en una cumbre en Ottawa con los líderes de Canadá y México, dirigido a fortalecer los lazos económicos entre los países de América del Norte. Dijo que los preparativos de los bancos centrales y los ministros de Finanzas indicaron que “la economía mundial en el corto plazo se mantendrá estable”.

Obama había dicho que esperaba que el Reino Unido se mantuviera dentro de la Unión durante una visita a Londres dos meses atrás.