El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó durante una visita a Japón,  que rendirá un homenaje a “todas las víctimas de la II Guerra Mundial”.

Obama estará este viernes en Hiroshima, donde también abogará por “un mundo libre de armas nucleares”.

Obama se pronunció al final de una reunión bilateral con su homólogo anfitrión Shinzo Abe, en la víspera de la cumbre del G7 que se celebrará en Ise-Shima, Japón esta semana.

“Nuestra visita a Hiroshima servirá para honrar a todos aquellos que perdieron la vida en la II Guerra Mundial, y para reafirmar nuestra visión compartida sobre un mundo libre de armas nucleares”, dijo en rueda de prensa el presidente estadounidense.

La historia de Hiroshima “nos recuerda que la guerra implica sufrimiento, y que siempre debemos hacer lo posible para evitarla”, afirmó Obama, quien se convertirá el viernes en el primer presidente de EE.UU. en visitar oficialmente Hiroshima.