La actriz Olvia de Havilland, que ha sobrevivido a todos sus compañeros de reparto en el clásico de 1939 “Lo que el viento se llevó” cumple 100 años.

Clark Gable, alias Rhett Butler, falleció hace 55 años; Vivian Leigh, la bella Scarlett O’Hara, tenía 53 cuando en 1967 fue hallada muerta junto a su cama. Leslie Howard, que encarnaba al objeto de deseo de Scarlett Ashley Wilkers, murió en la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente sólo sigue vivo el octogenario Mickey Kuhn, que en la ficción cinematográfica interpretaba al hijo pequeño de Ashley y Melanie.

Su madre en la gran pantalla era precisamente De Havilland, la inteligente y virtuosa Melanie Hamilton.

Este viernes, esta decana del Hollywood clásico y ganadora de dos Oscar cumple 100 años.

Según dijo el año pasado a la revista “Entertainment Weekly”, es un maravilloso privilegio mantener vivo el recuerdo de la película.

Aunque en 1955, tras casarse con el escritor y periodista francés Pierre Galante, dio la espalda a Hollywood, le gusta pensar en “Lo que el viento se llevó” y sus compañeros de rodaje.

“Felizmente, no me entra la melancolía”, añadió pese a confesar que la habrá visto unas 30 veces. Es más un “feliz reecuentro”.

Sin embargo, el filme también está ligado a una amarga decepción: en la noche de los Oscar de 1940, el drama fue coronado con ocho estatuillas, pero ella, nominada como actriz de reparto, se fue con las manos vacías. El hombrecillo dorado fue para su compañera de reparto Hattie McDaniel, que encarnaba a la entrañable criada Mammy.