La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la emergencia sanitaria mundial por el virus de Zika, debido a que la enfermedad transmitida por los mosquitos se ha propagado rápidamente por el mundo.

El virus se vincula a miles de malformaciones en bebés recién nacidos en Brasil y otros países de América.

La medida fue recomendada por un comité de expertos independientes de la agencia de las Naciones Unidas, luego de recibir críticas por una respuesta poco contundente para enfrentar la enfermedad que afecta a millones de personas.

La medida debería ayudar a agilizar las acciones internacionales para contrarrestar el problema y las prioridades de las investigaciones científicas sobre el virus.

Zika
Zika