El número de personas desplazadas por los conflictos está en el nivel más alto jamás registrado, según la agencia de la ONU .

 

Se estima que 65.3 millones de personas son refugiados, solicitantes de asilo o desplazados internos según cuentas de finales de 2015, un incremento de 5 millones en solo un año.

 

Esto representa una de cada 113 personas en el planeta, según la agencia de la ONU.

 

Mientras tanto, el jefe de refugiados de la ONU dice que hay un “clima de xenofobia” preocupante se ha afianzado en Europa.

 

La afluencia de personas, la mayor desde la Segunda Guerra Mundial, ha conducido a un mayor apoyo a los grupos de extrema derecha y a políticas anti-inmigración controversiales.

 

En su informe anual por el Día Mundial de los Refugiados, la ONU dijo que era la primera vez que el número de refugiados en todo el mundo había superado la marca de 60 millones.

 

Más de la mitad del total proviene de sólo tres países: Siria, Afganistán y Somalia.