Downing Street ha dicho que es “muy probable” que los parlamentarios puedan votar sobre el acuerdo final del Brexit, una vez que éste se haya alcanzado tras las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea.

El gobierno de Theresa May confirmó que el comentario de un abogado en el Tribunal Supremo representó a la “opinión del Gobierno”.

La votación tendrá lugar después de las negociaciones y luego de que sea activado el Brexit mediante el artículo 50 del Tratado de Lisboa, dijo la BBC.

Los activistas del Remain han estado pidiendo una votación antes que se active el artículo 50, pero eso es poco probable.

La organización Open Britain, de la campaña Permanecer en el referendo, dijo que los comentarios del gobierno eran una “señal alentadora”, pero vuelve a hacer un llamado para que el Parlamento abra un debate y vote sobre el tema antes de que se active el artículo 50 y que comiencen los dos años de negociaciones formales.

Se espera que el Reino Unido salga de la Unión Europea en el año 2019.

La primera ministra, Theresa May, se opone a una votación antes de que se active el artículo 50, porque dice que los que piden eso están “tratando de subvertir” el resultado del referéndum de junio.

La cuestión es actualmente objeto de un desafío legal de interés, con el Gobierno defendiendo lo que dice es su derecho a invocar el artículo 50, sin la aprobación del Parlamento.