Los pasajeros del metro de Londres se han enfrentado a otra mañana de caos en el underground, al producirse retrasos en la Central, District, Piccadilly, Northern y Victoria lines, durante la hora punta.

Los trenes de las líneas District, Northern y Victoria se retrasaron por un fallo en la señal, mientras que los de la Central y Piccadilly line se atrasaron por mantener un servicio reducido, debido a las reparaciones que se están realizando en su flota de trenes.

Según informa el London Evening Standard, Transport for London comentó que los retrasos en la Piccadilly line continuarían durante quince días, mientras los ingenieros “trabajan todo el día” para arreglar los trenes dañados.

La cuarta línea más utilizada del metro de Londres se ha enfrentado a varios días de retraso porque los raíles mojados dañaron las ruedas de varios trenes.