Decenas de pasajeros y miembros de la tripulación resultaron heridos por las turbulencias que sufrió un avión, que partió de Heathrow.
El vuelo MH1 de Malaysia Airlines, que tenía a bordo a 378 pasajeros, se vio afectado por graves turbulencias que produjeron algunas lesiones a sus clientes. Pese a que el vuelo sufrió este incidente, el avión logró aterrizar con seguridad en el aeropuerto de Kuala Lumpur.
La aerolínea informó de que algunos pasajeros habían sufrido lesiones menores, pero algunas personas anunciaron a través de las redes sociales que habían tenido que ir al hospital, tras aterrizar en Malasia.
Algunas imágenes publicadas online por los pasajeros mostraron carros derribados con alimentos, restos de basura del pasillo de la cabina y compartimentos superiores rotos, como consecuencia del incidente. Malaysia Airlines pidió disculpas por este incidente, que afirmaron que escapaba a su control, ya que fue causado por un fenómeno meteorológico.