El socialista Pedro Sánchez no alcanzó la mayoría absoluta en la primera vuelta de la votación de investidura para convertirse en el presidente de España, celebrada este miércoles.

El líder del PSOE solo logró 130 votos a favor, los que suman su formación y el partido Ciudadanos, además de una abstención de la diputada por Coalición Canaria, los otros 219 diputados que representan al resto de los partidos que conforman el Congreso votaron en contra.

Este viernes tendrá lugar la segunda sesión del debate de investidura, pero los enfrentamientos entre los distintos portavoces durante la primera sesión apuntan a que no se elegirá un presidente del Gobierno y se tendrán que volver a convocar elecciones para el 26 de junio. De ser así, Pedro Sánchez se convertiría en el protagonista de la primera votación de investidura fallida de la historia de la democracia española.