El español y la colombiana se conocieron en la grabación del videoclip de la canción Waka. Después, él consiguió su teléfono y le mandó un mensaje, días antes de viajar al país africano con motivo del Mundial. “Le escribí preguntándole por la temperatura de Sudáfrica y ella me respondió con una parrafada larguísima, dándome muchos detalles de todo”, explicó el futbolista.

Me di cuenta de que no era normal, por lo que empezamos a hablar y le dije que teníamos que llegar a la final para volver a vernos”.

Cuando terminó el Mundial ambos tuvieron que volver a sus casas. En ese momento la colombiana salía con Antonio de la Rúa.

Shakira se decidió: se trasladó a vivir a Barcelona, lugar donde residía el futbolista. Y el amor creció: “Cuando empezamos a vernos todo era demasiado complicado para que solo fuera un rollete de cuatro días. Ya que lo hacíamos, lo hicimos bien, pero en estas cosas nunca se sabe, cuando empiezas una relación con alguien siempre hay la posibilidad de que funcione, o que no”, expresó Piqué.

El futbolista del Barcelona tiene 29 años y ella una década más. La edad nunca les importó. Hoy son padres de dos varones. Y hasta se habla del deseo de un tercer hijo, “la nena de papá”.