Ha pasado una semana desde el atentado perpetrado a los pies del imponente Big Ben y cientos de personas se han acercado hasta allí en estos días para rendir homenaje a las víctimas. Las verjas del Parlamento británico y la explanada colindante se han cubierto de flores, mensajes de ánimo a las familias que han perdido a algún ser querido este pasado miércoles, peluches y banderas nacionales.

Las verjas del Parlamento lleno de flores, mensajes de paz y banderas de Reino Unido. Andrea Gurau.

Los nombres de las cuatro víctimas mortales se repiten en todas las cartas que han dejado los residentes de Londres y turistas que se han acercado en estos días a la zona de Westminster donde el ciudadano de Kent, Khalid Masood, arrolló a los viandantes con su coche en un ataque que se ha catalogado de terrorismo.

Una familia de Kent recuerda a todos los que tristemente han perdido sus vidas el pasado miércoles. Andrea Gurau.

La española Aysha Frade, el estadounidense Kurt Cochran, el jubilado inglés Leslie Rhodes y el policía Keith Palmer han sido recordados en las distintas concentraciones que se han celebrado en toda la ciudad de Londres.

Ramos de flores en Parliament Square Garden, en frente del Big Ben. Andrea Gurau.

Sobre todo, se ha agradecido la valentía de Palmer en ese trágico día en el que defendió la ciudad y que nunca será olvidado. “Keith Palmer fue asesinado mientras hacía valientemente su deber: proteger nuestra ciudad y el corazón de nuestra democracia de aquellos que quieren destruir nuestro modo de vida”, ha expresado el alcalde de la capital londinense Sadiq Khan.

Una de las cartas que se puede encontrar en Westminster en agradecimiento al policía Keith Palmer: “Gracias por protegernos a todos y por tu valentía y sacrificio. Estamos muy agradecidos, muy tristes y nunca olvidaremos”. PACTS (Consejo Consultivo Parlamentario para la Seguridad en el Transporte). Andrea Gurau.

La comunidad musulmana, siempre en el punto de mira cuando ocurre una tragedia de tal magnitud, ha expresado su total rechazo al atentado.

La comunidad pakistaní de Londres condena el atentado a Westminster y recuerda al policía Keith Palmer: “Tú sacrificaste tu vida para protegernos y no deberíamos olvidarte nunca. Descansa en paz. Gracias”. Andrea Gurau.

Una de las concentraciones que se han sucedido a lo largo de estos días y que menos ha trascendido en los medios de comunicación es la que ha agrupado a decenas de mujeres musulmanas que se han manifestado este domingo en el puente que lleva al Parlamento británico, en el que sucedió el ataque, para apoyar a las víctimas y condenar el ataque. “El Islam condena cualquier tipo de violencia”, ha expresado una de las participantes a Reuters.

Mujeres musulmanas en la manifestación en contra de la violencia. Reuters.

La presencia policial en la capital inglesa después del ataque se intensificó notablemente en una ciudad que ya se encuentra muy vigilada por cámaras de seguridad y agentes armados a diario. En los espacios públicos como estaciones de metro, bares, etc, se divulgaron mensajes optimistas de unidad y fuerza para sus ciudadanos.

“Estamos unidos contra el odio. Estamos orgullosos de nuestra diversidad. Permanecemos unidos”. Andrea Gurau.

Todo un alarde de valentía por parte de todos, que volvieron a la “normalidad” de sus vidas cotidianas sin temor, tan solo con un trágico susto. Un susto, que como recuerda la siguiente carta encontrada en Westminster días después del ataque: “nos podría haber tocado a cualquiera de nosotros”.

“Pensamientos y oraciones por aquellos asesinados y heridos, y por tus seres queridos. Deseándote fuerza ahora y siempre. Caminamos por estas calles cada día, podría habernos ocurrido a cualquiera de nosotros”. Andrea Gurau.

Andrea Gurau