En los últimos días, las redes sociales se han revolucionado debido a la elección de una actriz negra para interpretar a Hermione Granger en la obra teatral inspirada en el universo de Harry Potter. Ahora es la autora de este mundo, JK Rowling, la que ha salido en defensa de esta decisión. El dominical de The Guardian, The Observer, recoge unas declaraciones de la multimillonaria autora en la que dice que “gracias a mi experiencia en las redes sociales, he aprendido que los idiotas hacen el idiota”. “Hermione puede ser una mujer negra con mi absoluta bendición y entusiasmo”, añade la escritora británica.