Una nueva medida de seguridad aeronáutica prohíbe el transporte de baterías de litio como carga en aviones de pasajeros. Los expertos consideran que estas baterías podrían ser las causantes de una serie de incendios en aviones de carga.

Debido a esto la Organización Internacional de Aviación Civil de la ONU acaba de prohibir el transporte de baterías de ión de litio como carga en aviones de pasajeros.

Las pruebas realizadas hasta ahora por los organismos de aviación han determinado que las baterías de litio pueden auto prenderse y arder con un calor de aproximadamente 600 grados centígrados.

Los aviones no pueden manejar las temperaturas particularmente altas de los incendios de litio y la velocidad con la que estos se propagan.

Además, los extintores de fuego halón estándar no son lo suficientemente eficaces contra estos incendios.