Este jueves llega a Londres el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien dará un espaldarazo al primer ministro David Cameron en su campaña por la permanencia del Reino Unido en Europa.

Durante la visita de Obama los aviones no tripulados estarán fuera de acción entre el sur, Purley, y Haringey, en el norte.

Se han prohibido, además de los drones o aviones no tripulados, el uso de globos, cometas, paracaídas, y todas las aeronaves que vuelan por debajo de 2.500 pies. Ninguno podrá volar por encima de Londres y Windsor durante la visita del presidente.

“Cualquier pequeño globo, cualquier cometa un peso de no más de dos kilogramos, cualquier pequeño avión no tripulado y cualquier paracaídas incluyendo un paracaídas parapente” están incluidos en las restricciones en toda la ciudad, dijo la Autoridad de Aviación Civil.

Obama se reunirá con la Reina y David Cameron, durante su viaje.