El líder norcoreano, Kim Jong-un, aseguró durante la inauguración del VII Congreso del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, que las pruebas nucleares y de misiles realizadas por su régimen han sido “un éxito”. El discurso, cuyo contenido no fue difundido por los medios estatales hasta doce horas después del inicio del evento, llega en medio de una época de fuerte tensión entre Corea del Norte y la comunidad internacional tras las pruebas nuclear y de misiles llevadas a cabo en Pyongyang a principios de año. Kim Jong-un inauguró el Congreso del Partido de los Trabajadores, que no se celebraba desde 1980, en medio de una enorme expectación y del secretismo de las autoridades norcoreanas. Kim, vestido con traje oscuro y corbata, algo inusual, reconoció que Corea del Norte atraviesa “momentos turbulentos” y resaltó las tensiones en la península Coreana, aunque apuntó que estos problemas serán superados con “la unidad del Partido y del Ejército”.