El presidente en funciones de España, Mariano Rajoy, ha valorado positivamente la decisión que adoptó el PSOE en el comité federal que tuvo lugar este domingo. El grupo socialista decidió permitir la continuidad en el Gobierno de Rajoy, a través de una abstención, en la segunda votación de investidura.

Rajoy afirmó que se trataba de una decisión “importante y muy razonable” y que había leído la resolución socialista, comentando que había “cosas que son muy buenas y que se pueden hablar en el futuro”.

Tras esta decisión, se produce el desbloqueo político en España, tras meses sin poder formar un Gobierno. El líder popular no ha querido dar detalles sobre la nueva legislatura, porque quiere reservarlos para el discurso de investidura, pero se prevé que contará con la opinión de PSOE y Ciudadanos para distintos temas entre ellos, la independencia de Cataluña.