El referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea tomó el centro del escenario en el Wembley Arena, mientras que las dos partes intercambiaron puntos de vista ante un público de 6.000 personas.

El debate organizado por la BBC contó con casi dos horas de preguntas sobre la inmigración, la economía y la soberanía.

Durante los intercambios, a veces espinosos, la líder tory escocesa Ruth Davidson se enfrentó repetidamente con Boris Johnson y acusó al Leave de “mentir”.

El exalcalde de Londres se llevó la ovación de sus seguidores después de su discurso de clausura, en la que declaró: “El jueves puede ser el día de la independencia de nuestro país” si Gran Bretaña vota para salir de la Unión.

Davidson, que dio el discurso de clausura de Remain, dijo a la audiencia de Wembley que “no hay marcha atrás en la mañana del viernes”.