Transport for London ha admitido hoy que podría permitirse durante cuatro años las tarifas de congelación de Sadiq Khan sin dañar la inversión en la infraestructura de transporte de la capital.

Estas reformas costarían 640 millones de £ – cifra inferior a la de la campaña electoral de £ 1,9 mil millones- y podrían ser financiadas por un programa de reducción de costes importante.

Esto incluiría la reestructuración de la organización, los recortes al personal de la agencia y una congelación de la contratación -, así como la congelación de los salarios de 70 funcionarios de alto nivel

Principalmente, el jefe de TFL Mike Brown, confirmó la modernización de la red – incluyendo nuevos vagones de tren y una mayor inversión en el ciclismo y en la red de carreteras.

Sin embargo, el anuncio de inmediato levantó dudas sobre si el Khan mantendría su promesa de congelar todas las tarifas.

Además más de medio millón de pasajeros que utilizan a diario o semanalmente tarjetas semanales o tarjetas contactless se enfrentan a fuertes subidas d tarifas ya que incluían servicios fuera de la de red de TFL y aunque el gobierno solía hacer frente a esta diferencia, es bastante improbable que lo haga esta vez.