El Reino Unido aplicará un impuesto a las bebidas azucaradas como parte de las medidas que se implementarán para reducir la obesidad infantil. El dinero proveniente del impuesto que entraría en vigor en abril de 2018 se destinará a financiar actividades deportivas en las escuelas.

La medida forma parte de los presupuestos, que presentó este miércoles el segundo de a bordo del Gobierno británico, George Osborne.

El nuevo impuesto afectará a las bebidas con más de cinco gramos de azúcar por cada 100 mililitros y quedarán exentos los productos lácteos y los jugos.

George Osborne anunció un nuevo impuesto para las bebidas azucaradas.
George Osborne anunció un nuevo impuesto para las bebidas azucaradas.

“No estoy preparado para mirar atrás y decirle a la generación de mis hijos: Lo siento, sabíamos que había un problema con las bebidas azucaradas, sabíamos que causan enfermedades pero esquivamos las decisiones difíciles ”, dijo durante su intervención en el Parlamento.

El Reino Unido tiene uno de los peores índices de obesidad en Europa. El chef Jamie Oliver, uno de los mayores activistas para reducir la obesidad, dijo a través de Twitter: “Lo hemos conseguido. Es un profundo movimiento que se propagará por el mundo”.