Miles de leyes de la Unión Europea, en especial de los derechos de los trabajadores hasta normativa medioambiental, tendrán que ser eliminadas o reemplazadas por leyes equivalentes en el Reino Unido en un nuevo plan.

Los detalles de la Gran Ley de Derogación, se publicarán en breve, un día después de que Reino Unido iniciara el proceso de abandonar la Unión Europea, que durará dos años. Los ministros necesitan copiar esas leyes o generar nuevas normativas para que no se produzca un “agujero negro” legal cuando el Brexit se lleve a cabo.

La primera ministra, Theresa May, sugirió que la cooperación en la lucha contra el crimen y el terrorismo podría estar en peligro si Reino Unido no accede a un acuerdo global. Por su parte, algunos funcionarios de la UE dijeron que no se podía utilizar la seguridad como moneda de cambio en las negociaciones comerciales.