La Unión Europea y Reino  Unido alcanzaron un acuerdo sobre el periodo de transición, tras el abandono de Londres del bloque comunitario. Este periodo irá desde el 29 de marzo hasta el 31 de diciembre de 2020.

Bruselas y Londres acordaron retrasar 21 meses, hasta finales de 2020, el Brexit. De esta forma, el Brexit se establecerá y dan una señal de tranquilidad a los mercados y a los sectores más afectados por el divorcio.

El negociador de los jefe de la Unión Europea, Michel Barnier, “para evitar incertidumbres tanto a las empresas como a los ciudadanos”. En esta etapa, Londres tendrá que cumplir la normativa de la Unión Europea y no podrá decidir en la toma de decisiones.