El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó el retiro del principal representante diplomático de Caracas en Washington, Maximilien Arveláiz, encargado de Negocios en Estados Unidos.

La decision la tomó luego del anuncio del presidente estadounidense, Barack Obama, de prolongar por un año la declaratoria de emergencia sobre Venezuela.

Maduro dijo en un discurso que “ya basta de arrogancia, de doble raseros, de prepotencia, de intrigas, a la Venezuela de Bolívar tenemos que hacerla respetar”.

Venezuela vive una de las mayores crisis sociales, económicas y políticas de su historia.