La inminente retirada del Dippy, el dinosaurio situado en la entrada del Museo de Historia Natural de Londres ha indignado a turistas y londinenses por igual.
Pero ahora se ha confirmado que un nuevo modelo del esqueleto Diplodocus fosilizado se paseará por el museo de Kensington, una vez que el original salga de la sala Hintze debido a una gira por el país.
Más de 30.000 personas firmaron el año pasado una petición para mantener a Dippy en su lugar tras ser revelados los planes de los jefes de retirar dicha escultura que lleva desde 1979 dando la bienvenida a los visitiantes del museo.
Los nuevos planes para el museo, redactados por el arquitecto Niall McLaughlin y el paisajista Kim Wilkie, también incluyen la creación de una “Plaza Cívica” delante de la obra maestra de Alfred Waterhouse, que fue construido en la década de 1860. Así mismo, un nuevo centro comercial subterráneo acogerá la tienda y restaurante del museo, y se construirá un túnel que se unirá al ya existente túnel peatonal de South Kensington. sin embargo, la fachada victoriana no se verá modificada. Los jefes presentaron oficialmente una aplicación de planificación de los trabajos con Kensington y Chelsea esta semana y se espera una decisión a finales de este verano.