Según informa el periódico The Guardian, Rusia habría realizado un plan para ayudar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a escapar de la embajada ecuatoriana en Londres, donde está refugiado desde 2012.

El plan fue ideado para sacar a Assange de la embajada de Ecuador en Londres con un vehículo oficial y ser trasladado a otro país. Según las fuentes que informaron al periódico The Guardian sobre esta cuestión, la idea era trasladarlo a Rusia, un lugar donde no correría el riesgo de ser extraditado a Estados Unidos. El plan fue abortado después de evaluar que era muy arriesgado.

La operación estaba prevista para la víspera de Navidad de 2017 y estaba relacionada con un intento infructuoso de Ecuador para otorgarle un estatus diplomático formal.