La decisión de José Mourinho de no contar con Bastian Schweinsteiger en el Manchester United y, más aún, la de relegarlo al equipo de reserva del club inglés, no cayó muy bien en otro referente del fútbol alemán.

Karl-Heinz Rummenigge, presidente del Bayern Munich, se mostró indignado este jueves y habló de “humillación” al referirse a la postura que tomó el entrenador portugués.

Schweinsteiger pasó al Manchester United en 2015, tras 17 años en el Bayern. Su contrato con el conjunto inglés finaliza en 2018.

Los jugadores deberían “pensarlo dos veces” antes de ir a clubes que “proceden de una manera tan radical con ellos cuando ya no se los quiere”, añadió Rummenigge, un referente histórico del seleccionado alemán, al igual que Bastian.

Schweinsteiger anunció la semana pasada su decisión de dejar la selección, tras varios agradecimientos y luego de admitir su decepción por no haber logrado ganar para su país la Eurocopa de Francia.