Estados Unidos y Rusia alcanzaron un acuerdo para un alto el fuego en Siria, con el cese de las hostilidades que entrará en vigencia el 27 de febrero.

El alto el fuego, está sujeto al acuerdo entre las partes en conflicto, y, como es de suponer, excluiría al Estado islámico, al-Nusra y otros grupos considerados como organizaciones terroristas.

Se trata del segundo acuerdo en este sentido, por lo que hay mucho escepticismo acerca de si se puede hacer cumplir o no.

El Departamento de Estado emitió un comunicado donde dice lo siguiente: “El cese de hostilidades se aplicará a todas las partes implicadas en el conflicto sirio que hayan indicado su compromiso a una aceptación de sus términos”.

La nota agrega que para asegurar este alto el fuego se debe promover “la estabilidad” y proteger “a aquellas partes implicadas. Tanto Rusia como Estados Unidos están dispuestas para intercambiar información pertinente”.