Todos sabemos que las chips no son la mejor opción para llevar una dieta saludable, pero ahora los expertos advierten que comer mucha patata en cualquier forma -al horno, hervida o como puré- podría ser potencialmente malo para nuestra salud.

La investigación afirma que el consumo de patatas cuatro veces a la semana podría ser perjudicial y contribuir a la condición que causa accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos, los ‘asesinos’ más grandes de Gran Bretaña.

El estudio, publicado en el British Medical Journal, es el primero en identificar las patatas como una fuente clave de la hipertensión, más conocida como la presión arterial alta.

“Hemos encontrado asociaciones independientes potenciales de un mayor consumo de horneadas, hervidas o puré de patatas y patatas fritas con un mayor riesgo de hipertension”, dijeron los investigadores basados en Boston en los EE.UU.

Las mujeres están particularmente en riesgo, dijeron, aunque el estudio encontró que ambos sexos se vieron afectados.