En Estados Unidos, el precandidato por el partido Demócrata, Barnie Sanders, se hizo con la mayor victoria de la carrera presidencial este martes, derrotando a Hillary Clinton en las primarias de Michigan, donde había más candidatos en juego.

La sorprendente victoria, por un margen de alrededor de 3 puntos porcentuales, se produce a pesar de que Sanders estaba por detrás de la exsecretaria de Estado en un promedio de 21 puntos en los últimos sondeos de opinión.

Mientras tanto, por el lado Republicano, el millonario Donald Trump ganó este martes las primarias celebradas en los estados de Mississippi, Michigan y Hawai, consolidando su condición de favorito en la nominación republicana de cara a las presidenciales de noviembre en Estados Unidos.