El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que donará el dinero que recibió por ganar el Premio Nobel de la Paz 2016 a las víctimas del conflicto de su país.

Se trata de ocho millones de coronas suecas, que se traducen en casi un millón de libras.

El mandatario dijo este domingo lo siguiente: “Vamos a donar ocho millones de coronas suecas para que las víctimas sean reparadas”.

El presidente habló en una ceremonia religiosa realizada en Bojayá, una población ubicada en el noroeste del país, y que fue escenario de una de las peores masacres de las FARC. Con todo y eso fue noticia durante el plebiscito, pues el SI al acuerdo de paz logró obtener un 95% de respaldo.

El Comité Nobel de Noruega anunció el viernes pasado que el premio otorgado a Santos es un claro apoyo a la decisión de invitar a todas las partes a participar en un un diálogo nacional para que el proceso de paz entre el Gobierno y las FARC no muera, después de que el NO ganara en el plebiscito, aunque con muy poco margen.

El próximo 10 de diciembre Santos estará en Oslo para recibir una medalla de oro, un diploma y un cheque por ocho millones de coronas suecas.

La ceremonia religiosa de Bojayá es el primer acto público al que asiste el mandatario tras el reconocimiento del Nobel,  y en él participaron los sobrevivientes de la masacre del 2 de mayo de 2002.

Ese día un comando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) lanzó una bombona de gas contra la iglesia donde se refugiaban los lugareños para protegerse de un enfrentamiento entre esa guerrilla y un grupo paramilitar, y al final mató a 79 personas.