El alemán, que recientemente renunció a su selección, no quiere tomar nuevos rumbos. Y, más aún, ya aseguró que su actual club será el último en el que jugará en Europa.

“El Manchester United será mi último club en Europa”, escribió Schweinsteiger en un comunicado publicado en Twitter. “Respeto a los otros clubes, pero el Manchester United fue el único que podía hacer marcharme del Bayern Munich. Estaré listo si el equipo me necesita”.

Mientras tanto, Mourinho quiere que el alemán sea vendido. El United se desharía de él por apenas 2 millones de libras.

Vale agregar que los 11.500.000 euros que cobra no resultan un buen negocio para alguien que no tiene lugar en el equipo.