Un avión de pasajeros de la compañía aérea FlyDubai en el que viajaban 62 personas, se estrelló este fin de semana al intentar aterrizar en el aeropuerto de Rostov del Don, en el suroeste de Rusia.

La aeronave había salido de Dubái, con 55 pasajeros y siete miembros de la tripulación a bordo pero se estrelló sin dejar sobrevivientes. 44 de los pasajeros eran rusos, ocho ucranianos, dos indios y uno uzbeko. Todos los tripulantes, menos uno, eran rusos, según comunicó el Gobierno de Rusia.

El Boeing 737-800 falló en dar con la pista de aterrizaje cuando intentaba aterrizar y después se estrelló en su segundo intento. FlyDubai es una aerolínea de bajo costo lanzada en 2009, con su centro de operaciones en Dubái.