Charles Aznavour ha fallecido este lunes a los 94 años en su casa en el sur de Francia.

Arraigado a los orígenes armenios de sus padres, que tuvieron que huir del genocidio, dedicó la canción Les émigrants. Un tema muy personal con el que siempre solía empezar sus conciertos y con el que envía un guiño tanto a sus padres como a millones de personas que sufrieron lo mismo.

Edith Piaf lo descubrió en el año 1946, invitándolo a acompañarla, no solo como cantante, durante una importante gira por Quebec y los EE.UU. Esa relación fue el puntapie inicial en la trayectoria del cantante, que pronto comenzó a viajar libremente, consiguiendo sus primeros éxitos entre Marruecos y París.

Fue considerado por muchos como el embajador de la música francesa,en su prolífica carrera ha vendido más de 100 millones de copias y ha pasado a la historia con temas como Take me , La Bohème See me already . Una trayectoria artística basada en más de 1200 canciones y casi 300 discos.