Una pareja londinense, formada por una ingeniera química y un ingeniero electrónico, ha inventado la cartera Merlo, que está hecha de un material que bloquea todas las señales de las tarjetas contactless, excepto la de la Oyster Card, permitiendo que el pago se haga únicamente desde esta.

Mark Longstaff-Tyrrell y Amy Walker, los inventores de las carteras Merlo
Mark Longstaff-Tyrrell y Amy Walker, los inventores de las carteras Merlo

El producto ha sido probado en el Gadget Show Live en el National Exhibition Centre en Birmingham la semana pasada y su precio es de 38 libras.

Hasta 2000 usuarios al día reciben un cargo de medios de transporte a una tarjeta no deseada, debido a que los lectores del metro y los buses no reciben únicamente la señal de la Oyster Card, sino también de las tarjetas contactless de crédito y débito.

Esta cartera agilizaría las colas del metro y evitaría que el cobro se efectuase en tarjetas no deseadas.