La Guardia Civil investiga a un hombre de 56 años preso en Algeciras por la detención ilegal, secuestro y homicidio de Yéremi Vargas, que desapareció en Vecindario, Gran Canaria en 2007.

Fuentes de la Guardia Civil han confirmado que se trata de un hombre natural de Gran Canaria que fue detenido en 2015 por abusos sexuales cometidos en Vecindario y es propietario de un coche Renault 5 blanco, que se buscaba en relación a la desaparición del menor.

El investigado se llama Antonio Ojeda y esta en prisión preventiva a la espera de juicio. Ayer martes, los agentes se presentaron en la cárcel de Algeciras y le tomaron declaración. Aunque el sospechoso se negó a declarar. El hombre ha quedado formalmente investigado en la causa, el Instituto Armado tiene conocimiento de que el se a referido a Yéremi varias ocasiones a su entorno.

El delegado del Gobierno en Canarias ha pedido prudencia mientras se lleva a cabo la investigación, el caso esta actualmente bajo secreto de sumario.

La madre de Yéremi ha sido informada en todo momento de los avances en la investigación y a declarado que se siente destrozada por la información recibida, ya que el sospechoso era un vecino del barrio.