Los londinenses se preparan para un fin de semana en el que los termómetros mostrarán un fuerte descenso en las temperaturas debido a la amenaza de una ola de frío que dará paso a fuertes aguaceros.

Los meteorólogos han pronosticado un sábado fresco después de que el frío se instale en la ciudad el viernes. Asimismo, las primeras horas del domingo por la mañana se verán afectadas por la lluvia.

La capital también se prepara para hacer frente a fuertes vientos de hasta 60 mph que golpearán la costa del sur el domingo.

Por otra parte, se espera que el domingo el tiempo comience a despejarse, pero otra borrasca cerca del suroeste podría indicar que las lluvias podrían continuar el lunes.

Los londinenses han sido advertidos con este cambio meteorológico del fin del tiempo cálido en la ciudad.