Thommas Manning es un hombre de 64 años que perdió su pene por culpa de un cáncer y ha sido el primer paciente de Estados Unidos y el tercero del mundo en realizarse un trasplante de este organo.
La operación ha sido realizada en el Hospital General de Massachusetts y los responsables de la intervención manifestaron el pasado lunes su esperanza de que la técnica pueda aplicarse en un futuro a muchos hombres que sufren este tipo de lesiones genitales, como víctimas de accidentes, enfermos de cáncer o veteranos de las guerras de Afganistán e Irak que sufren graves problemas psicológicos a causa de estas heridas.
Curtis Cetrulo, fue el cirujano plástico encargado de culminar la operación tras tres años y medio de investigaciones y pruebas. La operación duró quince horas.